ページ

2010/10/19

Al ritmo del 2x4








Al ritmo del 2x4 pudimos disfrutar de las cuatro estaciones en la linda Fukuoka...
A un año de vivir aquí aun la ciudad y su gente nos asombran... Fue un año experimental, de filtración de culturas. Recordamos con diversión las primeras palabras aprendidas y la vergüenza al decirlas... los nuevos sabores y texturas de las comidas... los colores y olores de la ciudad... los malabares en las bicicletas... las calles estrechas...
Es muy interesante romper con el estereotipo del Japón que se conoce desde afuera; contrariamente a los tan vistos edificios, Japón cuenta con un mar precioso pero poco famoso... siempre el cemento pinta todo de gris, pero en Japón disfrutamos de un verde que nuestras pupilas no alcanzan... El Japón desde adentro tiene una gran vida natural...
Hablar de la relación con nuestros estudiantes es algo que nos llena de satisfacciones porque creemos que con la mayoría construimos una relación sincera, lo cual involucra todos los modos de relación, por supuesto sin ser ninguno idéntico al otro. El trato personalizado es lo que nos permitió conocer sus emociones, pretensiones, enojos y diversiones... fuimos madurando el modo de comunicación, siempre teniendo mucho respeto a la limitación del lenguaje y cuidando el margen de desentendidos que esto pudiera provocar. Si bien el área de Tango se compone de un grupo de alumnos, nosotros nunca perdimos el sentido individual de cada uno a la hora de responder a sus necesidades...
Estamos profundamente agradecidos al destino, por traernos hasta Fukuoka... A Tiempo, justamente por todo este tiempo... A nuestros compañeros de trabajo, tanto los profes, como el staff y la gente de Sancho, por todas las complicidades... Y eternamente a nuestros estudiantes, por brindarnos su calidad humana usando como medio este gran arte de bailar el Tango...

¡¡Hasta la próxima!!
Bruno y Cinthia (Instructores de los cursos de tango)




0 件のコメント: